lunes, 25 de octubre de 2010

Asturias (plan de futuro)

El futuro de Asturias está claro.
Cada Asturiano tendrá derecho a vivir de Estado. Cada niño nacerá con un puestín debajo del brazo.
Todos los asturianos serán funcionarios.
Todos los asturianos tendrán al menos un título universitario, un doctorado y un máster.
La edad de jubilación será los 40 años -sólo para los que no estén sindicados- el resto antes. No obstante se podrán prejubilar desde los 16.
La población se dividirán entre jóvenes funcionarios y mayores jubilados. Todos, en cuanto haya un rayo de sol, se reunirán obligatoriamente en el paseo de la playa de Gijón.
Los jóvenes tomarán el sol en la playa. Los mayores pasearán con las manos cogidas detrás de la espalda, se apoyarán en la barandilla y mirarán las tetas a las bañistas si son hombres y si son mujeres irán a tomar un chocolate con churros.
Para la creación de puestos de trabajo y, dado que los espacios dedicados a Consejerías, Ayuntamientos, Delegaciones, Igualatorios, Dispensarios, Centros Sociales, Centros de Cultura, Sociedades de Festejos, Asociaciones de Amigos o Salones del Pueblo son limitados, cada asturiano tendrá derecho a trabajar en su casa, que será desde ese momento, adscrita al régimen general de instalaciones públicas. Aunque los asturianos no estarán obligados a respetar ninguna de las normas propias de estos centros. Es decir, podrán fumar, comer, ausentarse del trabajo, llevar a familiares y robar folios.
Cualquier asturiano con una idea podrá convertirla en museo o aula de interpretación.
Cualquier asturiano con una casa, piso, apartamento, estudio, hórreo o chamizo, tendrá derecho a una subvención para convertirlas en Casona de Turismo rural. Dos años después de hechas las obras pertinentes, el propietario se reservará el derecho de seguir empleándola para la hosteleria. En caso contrario podrá dedicarla al disfrute particular. Todas las subvenciones serán a fondo perdido.
Cualquier asturiano que haya estornudado alguna vez o que conozca a alguien que pueda afirmar que ha tenido intención de hacerlo, tendrá derecho a una baja indefinida con el 100% del salario.
Si hay un médico por el medio, y más si este es psicólogo o psiquiatra, con una simple declaración grabada o una llamada de móvil, podrá hacer que su paciente cobre una renta vitalicia con motivo de stress, depresión o conducta desordenada. Está pensión será hereditaria y constituirá el 150% del salario.
Por conducta desordenada bastará con echar la bolsa de la basura de los plásticos en la del papel-cartón o simplemente olvidarse las llaves en casa.
Cualquier persona -o familiar lejano-, propiedad, bien, animal, idea, valor o ente que haya tenido la más mínima relación con la minería (por ejemplo, haber pasado por la carretera de Mieres en coche) tendrá derecho a la jubilación ipso facto con sueldo de ministro y tendrá forfait en cualquier compañía de cruceros del mundo para siempre.
Si además, con el dinero del retiro, pone un bar y compra un piso en Gijón, quedará exento de IVA y de cualquier tipo de impuesto que ambos puedan generar.
El Principado asumirá el coste de todas las comilonas en cualquier restaurante, siempre que la ingesta sea superior a las 2500 kcal.
Cualquier fiesta, por decreto cojón, tendrá que tener una actividad gratuita que consista en la degustación de empanadas, tortillas, fabadonas, chorizos a la sidra, cebollas rellenas, amagüestu, cabrito con patatas, revuelto de oricios, paté de cabracho, quesos asturianos, cachopones y huevos duros.

¡ASTURIANOS DESPERTAD, JODER!

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Y te falta uno de los más importantes: Todos aquellos asturianos que no quieran vivir del Estado y cuya iniciativa privada o deseo de prosperar más allá del bienestar regional no encuentre acomodo en la Comunidad Autónoma, estarán obligados a dejar Asturias y probar suerte en otros lugares no pudiendo regresar hasta que nuestro sistema quiebre totalmente, estando prohibidos los incentivos o subvenciones tendentes a desarrollar tales iniciativas. Públicamente, serán calificados de Leyendas Urbanas aquellos individuos que pudiendo vivir de la pension de sus padres se vean "obligados" a dejar Asturias por motivos de trabajo.
El lema de Asturias será "Asturias o trabajas", subvencionando el principado a aquellas corporaciones locales que lo indiquen en bable "Asturies o trabayes"

LaGrand dijo...

Evidentemente todo lo que has escrito yo lo daba por sobrentendido. La otra cara de la moneda (o de la perruca) asturiana.

Anónimo dijo...

Bieeeennnnn....!!!!!. Tranquilo, entre todos llegaremos a conseguirlo.
Ya son 400.000 asturianos los que cobran nómina pública y eso que la población total no llega al millón.
Sí, queda menos para el plan de futuro.
http://www.lne.es/economia/2010/11/14/400000-asturianos-cobran-nomina-publica/994197.html

LaGrand dijo...

A-CO-JO-NAN-TE

Gonzalo Melero dijo...

Entre los 400.000 de la nómina pública, el porcentaje de paro y los que marcharon a Madrid sin cambiar el padrón... ¿queda alguien apuntalando el chiringuito?