viernes, 19 de enero de 2018

Cuestión de superioridad

- Soy premio Nobel de economía
- Yo soy el que se está tirando a Gisele Bundchen
- Pase, pase Usted delante

jueves, 18 de enero de 2018

Nappero

Le gusta tanto dormir después de comer que se ha convertido en el alma de la siesta.

miércoles, 17 de enero de 2018

lunes, 4 de diciembre de 2017

Tiempos

Juventud que os quejáis de latencias de 15 milisegundos.
Una semana y dos intermedios teníamos que esperarnos nosotros para ver el siguiente capítulo de Mazinger Z.
Y déjate que no hubiese toros...

viernes, 1 de diciembre de 2017

Frases de artistas

Harto de leer todos los días perlas de algunos de nuestros artistas/pensadores/intelectuales me he decidido a dar el salto y crear una nueva sección.
 
Hoy Eduard Fernández:
 
http://www.elmundo.es/metropoli/cine/2017/11/30/5a1ee618ca4741501b8b45ef.html
Que los regulen. Que les pongan una tasa. Que los detengan. Que los prohíban. Que para usarlos se necesite una licencia. Que se cree el Colegio de Móviles y se exija una colegiación.
Sin móviles no habría paro, ni violencia, ni soledad, ni pobreza.
 

Modas orales

No me considero una persona violenta ni le suelo desear mal a los demás.
Estos casos tienen alguna excepción: la gente que dice "[adjetivo] no, lo siguiente" en vez de "muy" o "exageradamente" o "tremendamente" y los que en vez de decir "¿de veras?", "¿es cierto?" dicen "sí, ¿o qué?".
A estos últimos en especial os deseo que sufráis al menos la mitad de lo que sufro yo al oíros.
 
Gilipollas.

martes, 28 de noviembre de 2017

viernes, 24 de noviembre de 2017

sábado, 11 de noviembre de 2017

Síndrome de Estocolmo

El otro día discutía en la comida con una compañera de trabajo sobre la existencia de la RAE. Mi posición como libertario es que no debería existir al menos como una institución pública, lo que significa que la debemos de pagar todos obligatoriamente.
En mi opinión el lenguaje es algo que nace de sus hablantes. Es quizás la expresión más popular que existe. No tiene sentido que unas personas decidan lo que es correcto y lo que no. Que te impongan cuál es la manera válida de hablar y cuál no. Del mismo modo que no admitimos que se decrete cuál es el modo en el que hay que caminar o cómo mover las manos al expresarse o cuál es la expresión facial correcta para mostrarse sorprendido.
Yo defendía, por supuesto, la existencia de ese tipo de entes como algo privado que puedan aconsejar, del mismo modo que se puede dar una recomendación sobre el mejor color de zapatos para vestir con un traje azul marino o cómo comportarse en un cóctel de mañana.
De hecho, he visto obligado a consultar ahora mismo en el diccionario oficial que publica la RAE si cóctel se escribe cóctel o cocktail. Cocktail no está admitido aunque las dos o tres personas que lean esto me hubiesen entendido perfectamente.
La posición de mi compañera de trabajo era completamente distinta y, obviamente, seguía la línea oficial, la que nos enseñan desde que nacemos. Decía que si no hubiese RAE ella misma en unos años comenzaría a hablar su propio idioma y al final nadie la entendería.
Esta chica tiene dos licenciaturas, también oficiales, y ya ha cumplido los cuarenta.
Supongo que sólo sabe de la existencia de la RAE cuando se difunden esos bulos que dicen que la RAE aceptado cocreta o crocreta  por croqueta pero aparte de eso no creo que tenga más noticias de su existencia ni haga uso de ella nada más que para pagarla.
La prueba es que mientras me exponía su tesis oficial iba jalonando su discurso con expresiones como "mi día a día" o repitiendo laísmos sin parar.