miércoles, 24 de agosto de 2016

Cuando te vayas

Me despierto pensando en que te he visto más lento que la última vez.
Sé que ya han dado las diez en tu reloj aunque yo me empeñe en no verlo.
Me rompe el corazón cuando me hablas de vidas independientes o de tu futuro inmediato.
Padres eternos de nuestros cuentos de hadas irreales.
Ni en mil años de rodillas te agradecería todo el sacrificio y el amor.

No estoy preparado.

No hay comentarios: