viernes, 4 de enero de 2013

Bateristas orgánicos

Èrase un percusionista que tenía el ritmo tan dentro de sí que en vez de testículos tenía huevos maracas. 

No hay comentarios: