lunes, 1 de marzo de 2010

Inventigando


Hoy, en la versión digital de El Mundo (es el único diario digital que no está demasiado capado) aparece esta noticia:

Lewis Carroll, exculpado

Una nueva biografía acerca del controvertido escritor Lewis Carroll ha puesto en entredicho la supuesta pedofília que siempre se le ha atribuido al autor de 'Alicia en el País de las Maravillas'. En 'The Mistery of Lewis Carroll', la autora, Jenny Woolf, defiende que Carroll no era un pedófilo, y trata de probar la inocencia de Carroll, tras lograr acceder a su cuenta bancaria y descubrir que durante su vida realizó contínuas y generosas donaciones a entidades que ayudaban a niños maltratados o abusados física y sexualmente.

Lo primero que debo decir es que no tenía ni idea de la fama de pedófilo de Lewis Carrol.
Después de esto, desde luego, flipar con el argumento que utiliza la autora para echar abajo la teoría: ¡Donaba dinero a niños!
¡Tócate los pies! Yo diría que esto le acusa más que exculparle ¿no?

Inspiró su libro 'Alicia en el País de las Maravillas' en Alice Liddell, la hija del decano del colegio donde él impartía clase (...). Dogson era un gran amigo de los Liddell y le gustaba pasar tiempo en el campo con las tres hijas del matrimonio explicándoles improvisadas historias. (...)
Precisamente fue esta relación de Dogson con las tres hermanas Liddell y el hecho de que fotografiara desnuda de forma a habitual a Alice, y otras niñas, lo que desató las sospechas y los rumores acerca de la pedofília de Dogson. (...)

Bueno, Carroll, eso no dice mucho a tu favor ¿verdad? 

La publicación de las revelaciones de Woolf que coincide con el estreno de la película 'Alice in Wonderland', de Tim Burton, parece que, en vez de disipar los misterios de la vida de Lewis Carroll y de su relación con los niños, lo que ha hecho es engrandecerlos.
Aquí el que no corre vuela... Digo yo, con esa mierda de datos ¿cuántas páginas puede tener el libro? ¿doce? ¿trece?
Pensar que por la mitad de la mitad de esto hundieron a Michael Jackson...
Aunque ahora que lo pienso ¿quién quiere más a los niños que un pedófilo?

1 comentario:

Gonzalo Melero dijo...

Oí ayer en la radio que detuvieron en un centro comercial del Reino Unido a un presunto pedófilo que hacía fotografías a un niño de 4 años que estaba montado en una atracción infantil. El policía de turno debió ver su salivante cara de vicio sodomita mientras tomaba las instantáneas. Una vez detenido, esposado y trasladado a comisaría, pudo demostrar que aquel niño era su hijo. No sé si le haría falta enseñar los extractos con movimientos de su cuenta bancaria, pero estuvo muy buena la coletilla del locutor que daba la noticia: "Kafka gana puntos como escritor costumbrista".