miércoles, 24 de marzo de 2010

Imbéciles

He visto el vídeo de lo que le ha pasado al rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Berzosa, y me he quedado estupefacto.
No he encontrado el vídeo, así que pongo un enlace a la Web de Elmundo.es
Parece ser que los colegiales se manifestaban no quieren que los colegios mayores sean mixtos y denuncian el "deterioro" de las instalaciones en las que viven.
A mí me parece algo normal, saludable y que toda la vida ha sucedido en la Universidad.
Lo que ya no entiendo es lo que veo en el vídeo. Los alumnos y alumnas acosan al rector (al RECTOR) de su Universidad al grito de "dimisión". Y enseguida comienzan a oírse gritos llamándole "hijo de puta", "ladrón" y "fascista" (es gracioso que siempre los más fascistas sean los que llaman fascistas a los demás).
A continuación, y entre silbidos e insultos, lo empiezan a escupir.
Después no dejan que el vehículo en el que se encuentra se vaya.
El rector, sale del coche y con un tono bastante tranquilo, dada la situación, intenta conversar con el que parece el cabecilla del grupo de acosadores.
Y eso es lo que más perplejo me deja. El portavocillo, que en vez de disculparse e irse de allí avergonzado, se queda allí a discutir con Berzosa. Lo insólito es que aunque el rector trata a semejante tipo de usted, el  paleto ese le tutea, no se disculpa y encima le exige que se reúna con ellos. ¿Para qué? ¿Quieren a apalearle? ¿Mearle encima?
Al final, en la cumbre de lo absurdo, el gallito ese le pide a un colaborador del rector que le dé un número de teléfono. "Déjame un teléfono". Y lo hace con toda la cara del mundo.
A mí me enseñaron que a las personas no se las escupe, ni se les empuja, ni se las amenaza, ni se les insulta.
Que si esas personas son mayores, no me las han presentado y/o tienen un cargo de cierta relevancia, o me dan ese tratamiento, se las trata de usted.

La reflexión que me hago es que tengo asumido que hoy en día hay un montón de chavales de esos que llaman NI-NI. Pero lo que no sabía es que los universitarios se diferenciasen tan poco de ellos.

3 comentarios:

Gonzalo Melero dijo...

Yo lo vi anoche de refilón en el telediario, pero esta mañana leí todo el tinglado en prensa y no daba crédito. Y ya no sólo las formas, desde luego deplorables. Lo que más me alucinó es que una de sus protestas más vehementes era contra la apertura de los colegios mayores a ambos sexos bajo la excusa de que (y cito textualmente) "va contra una larga tradición".
Vamos a ver: si una persona de 20 años piensa que tener gente del sexo opuesto viviendo en su mismo edificio es algo tan molesto, contraproducente o antitradicional... algo en este país no funciona, de veras.

Desde que vine a Madrid me doy cuenta de que hay un tipo de gente (o varios) que yo siempre pensé que eran clichés y son tan de verdad como todos nosotros.

LaGrand dijo...

Totalmente de acuerdo.
Creo que, el hecho de que en Madrid haya tanta gente, permite ver las diferencias (sociales, culturales, económicas...) de un modo mucho más acusado que en nuestra pequeña Asturias donde todos nos parecemos más.

Anónimo dijo...

Esos que escupen es bastante probable que:
1- acaben en la política (en algún partido progre).
El cabecilla va a tener un poco complicado trepar en su partido político porque igual dentro de 15 o 20 años sigue siendo feo escupir y menospreciar e insultar a un rector.
2- acaben sus estudios en una privada, porque la pública les queda grande.
3- sean producto de la educación recibida en una sociedad muy individualista.
Imaginaros que pensarían los ciudadanos de más de treinta años en los años 60 cuando veían a Daniel Cohn-Bendit (hoy eurodiputado) lanzar piedras a los gendarmes en Paris, en mayo del 68,o de los alumnos de las revueltas estudiantiles de mediados de los 80 en España. Vale, ya sé que fueron movimientos mucho más generales y por hechos más llamativos, que no trascendentes, que tener chicas en tu colegio mayor, pero al final todo depende de cómo te hayan educado y el contexto social en el que vivas.
¿nos parecería escandaloso lo que han hecho esos mindundis si tuvieramos 20 años?.
A mí, hoy me lo parece pero no tengo 20.
4- todas las anteriores.