domingo, 10 de enero de 2010

Chasing love

A veces me pregunto si lo único que hacemos en la vida -además de sobrevivir- es buscar amor.
Creo que nunca lo encontramos. Sencillamente porque el amor no existe. No existe nada que se pueda comparar a la idea del amor.
Sí convivimos con una especie de intereses más o menos mutuos a los que llamamos amor.

El amor más parecido al amor con el que soñamos es el amor a nosotros mismos.
Y tampoco nos queremos tanto. A veces no nos queremos nada e incluso, aunque sea por unos instantes, deseamos morir.

 (Sé mi perdición)



1 comentario:

Gonzalo Melero dijo...

No sé por qué a veces tengo la sensación de que eres el pequeño Pepito Grillo que siempre dice lo que yo no me atrevo a decir. Por no hablar de que parece que estás siempre a mi lado, porque lo del fregadero de los casados es tal cual, oye, clavadito...