sábado, 30 de enero de 2010

Cartas desde Madrid

Querida prima,
¿qué tal todo? Me dices en tu carta que el marido de la tía Luci dice que en Madrid se come de maravilla y barato...
La tía Luci nunca tuvo muchas luces -el casarse con ese madrileño lo prueba-.
Te envío una foto del último día que salí a cenar por Madrid.
En la carta, dentro de los entrantes, ponía algo así como calabacín con queso y no sé qué más, en italiano, en sabroso y en bonito.
Esto es lo que trajeron:

 

Ni siquiera estaba bueno. No sabía a nada. El calabacín llevaba dos semanas en el congelador. Aprovechan el calabacín entero. Yo en mi casa lo hago mejor.
El problema es que, en Madrid, esto cuesta 7,90 más IVA.

Dile al marido de la prima Luci, que por ese precio en Asturias te metes un cachopo.
O mejor no le digas nada. Que coma mierda.

2 comentarios:

Gonzalo Melero dijo...

Esto que voy a contar es rigurosamente cierto. El otro día fui a comer en Pozuelo de Alarcón a un restaurante italiano con muy buena pinta que está enfrente de mi casa. Lleno de gente de Pozuelo, o sea, gente guay que jamás iría a cenar un sábado a La Pepita. Bueno, pues tres comensales = 76 €. Pasta señores, ni solomillo ni merluza de pincho... no, pasta. Pedí gnocchi al pesto, con un precio de 15,90 €. Me trajeron 15 gnocchi (los conté). Es decir, a euro por gnocchi más 0,90 por la salsa . Y al volver a casa tuvimos que merendar para quitar el hambre.

LaGrand dijo...

Cuando llegué a Madrid yo empecé trabajando en Pozuelo precisamente. Salíamos a comer por Pozuelo, y a veces, íbamos a un sitio que no era de menú. Tú te servías en plan buffet y luego te cobraban por lo que llevabas. Recuerdo que me sorprendía que las croquetas salían a un euro cada una. Ahora me parecerían hasta baratas.
Lo que sí que me sigue llamando la atención es que cuando pides el menú te racanean en el pan y ¡en el agua! ¿Cuánto cuesta una botella de agua mineral de esas de plástico?