lunes, 28 de diciembre de 2009

Asturias dormida

Vuelvo a Asturias por Navidad.
Viajo en Alsa. Para llegar a Asturias desde Castilla por carretera, la única forma es cruzar una autopista de peaje. Es igual que la ley lo prohíba. Hace dos o tres años el gobierno de Asturias prorrogó a la empresa concesionaria la gestión de esa autopista. Casi nadie dijo nada. Parece que no había dinero para ello.
Llego a casa y en la televisión tienen sintonizada la TPA. Creo que hasta tiene dos canales. Para una televisión autonómica sí hay dinero.
La TPA es una televisión light y un pelín cutre. Tenemos publicidad -mucha-, programas imitando lo que se lleva en otras teles -del estilo Madrid Directo u Operación Triunfo- pero hechos con menos medios y peor calidad, hay un montón de programación de comedia costumbrista asturiana -no lo sé definir mejor, el bable (ahora llamado asturianu) que tan denostado estaba, ahora parece que hace gracia, así que hay un equipo de actores de calidad desigual entre ellos, que se dedican a hacer imitaciones de los "paisanos" asturianos-. Además de la publicidad, de los programas copiados y de la comedia en asturianu hay informativos.
Los informativos tienen una marcada línea gubernamental. No sale el presidente de la Comunidad inaugurando pantanos porque no se lleva.
A lo que voy. En Asturias trabajando han quedado los que han conseguido alguna plaza de funcionarios o similar, los que han tenido la fortuna de contar con un enchufe, los que han heredado los negocios familiares y una minoría que ha podido conseguir trabajo sin familia, enchufes u oposición.
En estos informativos el 90 por ciento de las noticias hablan de subvenciones, ayudas, becas, concursos, fomento, ployectos de de dinamización, protección social, planes de recuperación, observatorios laborales y demás mierda que sólo esconde el vacío y  la falta de futuro.
Aparece un "joven artista" que ya ha cumplido los 30 hace tiempo. Mientras habla aparecen imágenes de sus fotografías. Sin entender demasiado, yo las calificaría de mediocres. Le preguntan por su pasado. Habla de concursos, de accesits. Le preguntan por su futuro, habla de concursos de remotas posibilidades de alguna exposición en algún centro social o cultural. Habla de un programa para jóvenes del que, aunque se le pasó el plazo para presentarse, le avisaron desde la consejería que lo hiciese en otra sección y bla bla bla.
Estoy seguro que ese tío no ha ganado un duro con la fotografía sin intervención autonómica o municipal en su vida.
Apuesto un ojo a que ese piensa que el Principado de Asturias o el Ayuntamiento de donde él es natural, tiene que mantenerlo o al menos ayudarlo, porque lo que él hace es cultura. Y la cultura debe estar subvencionada.
Lo ha mamado desde tan pequeño que lo ve como algo natural. Como un fumador encender un cigarro en un restaurante, como un automovilista no detenerse en un paso de cebra o como un funcionario leer el periódico en horas de trabajo.
Seguro que dedica una parte importante de su tiempo a buscar subvenciones y exposiciones públicas. Y seguro que esa parte se la quita a mejorar en su técnica o en sus conocimientos fotográficos.

Sigo viendo la tele. Aparece un músico y editor de un anuario de música asturiana. Dedica su intervención a quejarse del poco respaldo institucional que tiene la música "fecha n'asturies".

Sigo viendo la tele. Se va a votar si en el consejo de adminsitración del Real Oviedo debería  haber una plaza que represente al "consistorio ovetense". El Real Oviedo presenta un enorme déficit en el 2009. (El Real Oviedo es una sociedad anónima).

Sigo viendo la tele. Encuentros musicales, Proder, el dueño de una copisteria de Cangas de Narcea explica cómo pudo modernizar sus máquinas gracias a una ayuda a fondo perdido, se pone la primera piedra de unas instalaciones para el nuevo "vivero de empresas" de la zona norsurorioccicentral, exposición en el casino de Puerto de Vega paga el Banco Herrero, "un sindicalista hace balance del 2009, Jornaes Gastronómiques" del pulpo, el oricio y el cordero a la estaca, diálogos para la dinamización de las cuencas, Cajastur patrocina el campeonato de cuatreada para que los prejubilados hagan deporte -que no todo va a ser vinos y sidra-... y así.

Salgo al bar de mi pueblo. Algunos se han quedado sin trabajo. Su apuesta es preparar oposiciones. Sumarse al problema en vez de a la solución.

Lejos, en Madrid, en Barcelona, en Canarias, en Londres, en Bruselas, en Nueva York, en Pekín o en Sidney, miles de asturianos se levantan a primera hora de la mañana. Unos son ingenieros, otros médicos, enfermeras, empresarios... La mayoría viven en otro idioma distinto al suyo. Trabajan en el sector privado y están a merced de empresas que buscan el benefición rápido, de jefes cabrones, de un mundo hiper-competitivo. Cuando las empresas para las que trabajan van mal, sufren expedientes de regulación de empleo o despidos. No tienen un ente público que los coja de la mano y les dé el biberón.
Por la noche vuelven a sus casas -sin subvención y sin ayuda al alquiler- e intentan vivir una vida sin amparo social, pero pagando de sus impuestos los lujos para otros que están ocupando su lugar.

1 comentario:

Gonzalo Melero dijo...

Hace un par de días que volví de Asturias y traigo la sensación de que no volveré nunca, salvo ya jubilado para dedicarme a pasear por las riberas de los ríos. También estuve un rato viendo la TPA y me enteré de que le han subido la subvención del Principado a la vez que el presupuesto en Educación ha bajado un 15%. Una tía mía, profesora de primaria, dice que en el programa de la consejería de educación para el curso 2009-10 los niños de 2º están obligados a terminar el curso sabiendo multiplicar por 2 y por 5. Simple y llanamente. Pertenecemos a una región que empezó hace mucho tiempo a cavar su propia fosa y que ahora se está dedicando a ponerle ya las flores.